lunes, 11 de julio de 2011

¿ FOREVER WIFFI MAFIL???

  Muchos de los mafileños usuarios de el servicio de Internet gratis, han debido lidiar, por tiempos muy largos y prolongados, del pésimo y casi inexistente servicio de Internet, proyecto que tiempo atrás favoreció a nuestra comuna, y un numero de habitantes considerable, canceló una suma cercana a los 80.000 pesos por la instalación del servicio, en colaboración con la municipalidad, y la empresa de sistemas ENSYSS,  esta instalación consistia en la tarjeta de red, programa wireless, y la configuración de los nodos emisores de la red wiffi, estas antenas estaban ubicadas en distintos puntos de la ciudad, y emitirian señal para el 80 POR CIENTO DEL RADIO URBANO,  durante el mandato del alcalde anterior. Todo marchaba bien los técnicos de dicha empresa eran muy buenos y calificados y solucionaban cualquier evento imprevisto, pero todo cambio la municipalidad se desligo de dicha empresa.


 Los actuales Pcs, notebook, netwok, y laptops, no necesitan programas ni dispositivos para reconocer una red wiffi, y si no lo tienen incorporado, se le puede agregar un dispositivo receptor mas pequeño, para que tome una determinada red  pero ninguna red funciona, y el servicio esta muchísimo peor que antes por no decirlo que esta muerto. 


  Los actuales modems, planes, y el irreemplazable ciber café, han sido los medios que han debido recurrir los usuarios que antes usaban el servicio de Internet MAFIL WIFFI, prácticamente fracasado y con serios problemas técnicos, si decimos técnicos, por que quizás no lo hay, en un tiempo en que se pensó que Máfil había entrado a una era sofisticada, y había solucionado plenamente el problema de comunicación informática, que beneficiaría a las personas de la comuna,  y es esa la realidad de muchas de las falencias inconclusas y sin explicación que hay en la comuna..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al comentar en este blog, sea explicìtamente respetuoso, el autor se reserva el derecho de eliminar los comentarios, con contenidos soeces, obcenos, o calumnias, que irrumpan la privacidad y la dignidad de las personas y/o instituciones públicas o privadas.