sábado, 12 de noviembre de 2011

EN MAFIL QUEREMOS MAS INSTITUCIONES Y SUCURSALES, Y NO CONTAMINANTES

En Máfil, no hay una sucursal bancaria, para hacer trámites, hay que ir a las ciudades vecinas,  ni se piensa siquiera en una sucursal estable, con suerte hay cajas vecinas, que solo nos pueden entregar servicios básicos, pero si se aprueban vertederos, depósitos de lodos, u otras contaminaciones, que afectan nuestro entorno natural y a las personas.


Hace poco robaron el cajero automático, vienen a robar, de madrugada en las narices de los pacos, pero si tienen tiempo de pasearse a cada rato en la cuca, por todo el pueblo, acosando a la gente local que pasea de noche, o buscando motivos para sacar un parte a los vehículos de la gente honrada, trabajadora y humilde.


En Máfil, lo que necesitamos, son CARABINEROS, de verdad, que se preocupan de las personas y los servicios públicos, y no anden acosando a la gente vulnerable.


Si en Máfil hubiera sucursales bancarias o de otras instituciones públicas, mejor atención en salud,  profesionales competentes, y un eficiente control de seguridad ciudadana por ende sería una comuna mas atractiva para invertir en negocios limpios.


La gente de Máfil, hoy ya no es tan sumisa ni tonta y no van a permitir que entren empresas contaminantes, ni que se pase a llevar a sus habitantes, por lo cual estamos luchando duro, para lograr los que las autoridades no logran, el vertedero, u otros depósitos de desechos y extracción, solo buscan explotar los recursos naturales, y dañar el medio ambiente, no traen trabajo a nadie ni a nada solo buscan llenar los bolsillos de unos cuantos ricachones.


DEJEMOS A LAS NUEVAS GENERACIONES UNA COMUNA LIMPIA Y ECOLOGICA COMO SIEMPRE SE HA CONOCIDO, DONDE HAN VIVIDO GENERACIONES DE CAMPESINOS HUMILDES Y LUCHADORES.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al comentar en este blog, sea explicìtamente respetuoso, el autor se reserva el derecho de eliminar los comentarios, con contenidos soeces, obcenos, o calumnias, que irrumpan la privacidad y la dignidad de las personas y/o instituciones públicas o privadas.