domingo, 12 de agosto de 2012

PREVENCIÓN DEL ABIGEATO EN ESTOS MESES

    Unos de los delitos de robos, mas frecuentes en estas épocas, entre agosto y septiembre, es el abigeato, también conocido como cuatrerísmo, se trata de un delito cruel, por que asesinan, y cercenan el ganado vacuno, en propiedades ajenas, en donde actúan delincuentes con mucha, destreza y minuciosidad,  con tal de perturbar, todo tipo de sospechas y seguimientos, cada año en fechas cercanas a las fiestas patrias, en donde el consumo de carne, es muy frecuente, y elevado, muchos agricultores y ganaderos de diferentes rangos, son víctimas, de este delito, también ponen en riesgo la salud de los consumidores, por que muchas veces los animales tienen enfermedades virales o están tratados con antibióticos.

     Para evitarlo hay diferentes formas, como evitar dejar los animales en lugares cercanos a caminos, carreteras, o en lugares muy aislados y solitarios, pedir la colaboración de vecinos, disponer de un teléfono celular en las noches, estar alerta ante espresiones extrañas de los animales, en altas horas de la noche o la madrugada, como balidos extraños, los vacunos por lo general, al percibir, el olor a sangre y/o cercenamiento, de su misma especie, se alteran, y emiten un balido agresivo, el ladrido de perros, indicando una dirección, también puede ser una señal, los silbidos, los trailes, estos famosos pájaros de la praderas, también anuncian cuando hay agentes extraños. 
     
     En caso que se vea en este tipo de situaciones, a la vista, llame a carabineros, jamás use armas, no es recomendable el uso de armas, si lo hace, sea muy prudente y cuidadoso, y haga disparos  solo al aire y lejos de los vándalos, nunca trate de seguirlos, o tratar de dispararles, por que en estos casos el afectado por lo general se lleva la peor parte, si no actúa con prudencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al comentar en este blog, sea explicìtamente respetuoso, el autor se reserva el derecho de eliminar los comentarios, con contenidos soeces, obcenos, o calumnias, que irrumpan la privacidad y la dignidad de las personas y/o instituciones públicas o privadas.